Si nunca has hecho un viaje por carretera en tu vida, considera esto un estímulo para hacerlo. Los viajes por carretera son, posiblemente, la mejor manera de aprovechar al máximo los lugares que visitas: eres libre de parar donde quieras y durante el tiempo que quieras. No tiene que preocuparse de ir deprisa de un aeropuerto a otro, ni de perderse las rutas panorámicas que ofrece el país. Aunque, para ser sinceros, hacer un viaje por carretera en tu coche puede tener sus restricciones. En cambio, un viaje en autocaravana no las tiene. En todo caso, hace que tus aventuras de viaje sean mucho más fáciles y definitivamente más convenientes. 

6  razones por las que deberías hacer un viaje en autocaravana

1. Simplemente relájate y conduce

Si eres de los que creen que lo realmente importante no es tanto el destino como el viaje entonces unas vacaciones en autocaravana están hechas para tí, o mejor dicho: las haces a tu manera.  Una vez que salgas a la carretera, pasarás cientos de kilómetros y la libertad de la experiencia de conducción en carretera es un gran estimulante, casi un éxtasis.. En lugar de subir a toda prisa por la popular autopista para llegar a su próximo destino, ¿por qué no tomar la ruta panorámica? Quién sabe, quizá encuentre algunas joyas ocultas por el camino.

2.  Tendrás la máxima libertad y flexibilidad

Si vas a hacer un viaje por carretera, lo último que deseas es estar atado por el estrés de los horarios y las limitaciones de tiempo. Lo ideal sería poder disfrutar libremente, e ir a donde quieras, cuando quieras. Con una autocaravana, todo eso es posible. No tienes que preocuparte  de estresantes horarios como el del llegar al hotel a tiempo para facturar, ni por salir de la ciudad antes de tiempo porque no tienes dónde quedarte después de abandonar el hotel de anoche. Tu autocaravana tiene todo lo que necesitas: un lugar cómodo para dormir y ruedas para desplazarte. Así que puedes tomarte tu tiempo, e ir por donde quieras sin preocuparte de dónde vas a pasar la siguiente noche. 

Tendrás la libertad de disfrutar de la fantástica naturaleza que te ofrece el país que visitas. Si te apetece salir de la carretera y explorar lugares naturales, no tienes más que coger cualquier carretera secundaria. Hoy con aplicaciones como Google Maps y muchas otras puedes tener toda esta información a un click. 

3. Puedes exprimir un montón de destinos 

Una de las mejores cosas de viajar en  autocaravana es que puedes incluir todos los destinos que quieras. No tienes que preocuparte por el estrés financiero que supone reservar varios hoteles o volar de una parte a otra del país. Los campings suelen ser mucho más baratos que los hoteles, y conducir de un lugar a otro puede significar que no tienes que gastar dinero en carísimos  billetes de avión, y qué decir se trata de temporada alta!

Y qué es lo mejor de atravesar el país conduciendo? Principalmente que ves todo lo que tiene que ofrecer; no así cuando viajas en avión. Con tu autocaravana, tienes la oportunidad de aparcar en el arcén de una carretera sin asfaltar y explorar lo que hay en la zona. Si te sientes cansado y quieres echar una cabezadita para recuperar la energía antes de salir a la carretera, ¡tampoco hay problema! Las autocaravanas son cómodas para dormir; definitivamente más cómodas que dormir la siesta en un coche. 

Esto también significa que puede tomar el “camino menos transitado” y experimentar las joyas ocultas que cada país tiene para ofrecer. ¿Quieres visitar ese pueblecito que no tiene un hotel cerca? No hay problema, ¡puedes pasar la noche en tu autocaravana!

4. Las autocaravanas son un hogar en movimiento

Algunas autocaravanas tienen literalmente todo lo que puedes necesitar: una cama, gas, una ducha y un inodoro! Es todo lo que necesitas, el resto solo es pasar el tiempo a tu manera, y eso lo eliges tú. Por ejemplo; echas de menos una buena comida casera? No hay problema, puedes cocinar una tú mismo. Lo que sí hay que tener en cuenta que las que ofrecen todas estas instalaciones ampliadas de cocina, ducha y aseo son un poco más caras. Pero si viajas con una un poco más modesta no te preocupes, pues la mayoría de los campings cuentan con todos estos servicios. 

Dicho esto, se puede acampar con comodidad. Dormir en una autocaravana es fácilmente más relajante que dormir en una tienda de campaña. Pero eso no significa que no puedas dormir con unas vistas impresionantes: muchos campings ofrecen plazas de aparcamiento justo en la playa o en medio de un bosque para que puedas admirar la serenidad de la naturaleza con toda comodidad. 

5. Los viajes por carretera en autocaravana ahorran dinero

Seamos realistas por un momento, quien no quiere ahorrar dinero? Conducir una autocaravana puede ahorrarle mucho más dinero de lo que crees. Aunque es posible que estés gastando más dinero en gasolina, la verdad es que puedes ahorrar más dinero en general debido a lo siguiente: Los campings son más baratos que los hoteles, y no digamos en temporada alta, lo que significa que tendrás suerte de encontrar alojamiento en un hotel por menos de 100 euros, mientras que por un lugar para estacionar su autocaravana, incluidos dos niños y dos adultos puedes arreglarlo por 30 euros. Conducir puede ser más barato que volar. Es importante recordar esto al conducir largas distancias. También puedes disfrutar realmente de la ruta mientras conduces, algo que se pierde cuando vuelas. Puedes ahorrar dinero en comida Casi todas las autocaravanas tienen quemadores de gas para cocinar. Si bien no puede preparar platos elaborados en un espacio pequeño, siempre puedes comprar alimentos en los mercados locales y preparar sus propias comidas sencillas. Los hoteles no suelen proporcionar a los huéspedes acceso a electrodomésticos que hacen posible cocinar, lo que los hace recurrir a costosas comidas. No tienes que preocuparte por esto si viajas con una autocaravana en tu viaje por carretera. 

6. Puedes realizar viajes espontáneos, escapar de los demás turistas aburridos y disfrutar de un tiempo a solas

De repente tienes ganas de conducir a otro país pero no tienes tiempo para planificar un viaje? Eso no sería un problema si viajas en una autocaravana. No hay necesidad de preocuparse por reservar hoteles de última hora: tu autocaravana es tu alojamiento. Suele ser habitual encontrar sitios para acampar, por lo que es probable que puedas reservar un lugar de última hora. Que decides cambiar tu itinerario  a la mitad de su viaje? No tienes que preocuparte por los depósitos prepagos del hotel ni por encontrar transporte a tu nuevo destino. Todo lo que necesitas hacer es encontrar otro camping en el que alojarte y encontrar tu nueva ruta. Y todo eso se puede solucionar con solo unos pequeños clics en de ratón. Te preocupas no poder hacer esto con sus hijos o tus mascotas? En un viaje espontáneo por carretera en autocaravana, no tienes  que preocuparse por esos arreglos de última hora; una autocaravana es lo suficientemente grande para que los niños se entretengan de varias maneras, y definitivamente es lo suficientemente grande como para traer a tus mascotas. La mayoría de los campings también se adaptan a los niños, ofreciendo áreas de juego y grandes espacios para que expulsen su energía. Muchos campings también admiten mascotas, aunque de esto si que hay que cerciorarse antes de ir. Pero para eso está Internet y los móviles?

En definitiva: puedes hacer con tus vacaciones casi lo que quieras, donde quieras, con quien quieras y sin tener que aguantar a nadie. Si además te resulta más barato y excitante porque no hay nada planeado como en un viaje normal, entonces tú decides si seguir haciendo lo que los aburridos del quinto o descubrir nuevas experiencias.

Aquí si que encaja aquello de: “tú mismo con tu turismo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *